Recetas

Alimentarse mejor... ayuda

La cuestión no es restringir la alimentación, ni comer menos, sino alimentarse mejor.

Lo fundamental es aprender a seleccionar los alimentos, para poder ingerir los que tengan pocos hidratos de carbono, o sea bajo índice glucémico o IG.

¿Por qué?
Los alimentos de alto IG traen aparejado una fuerte secreción de insulina, que transforma la energía que contiene el alimento directamente en grasa corporal. A diferencia de los de bajo IG, no aportan fibras, ni vitaminas ni minerales.

Para que la dieta resulte más eficaz, hay que tener en cuenta ciertas combinaciones: conviene evitar ingerir un alimento de alto IG con un lípido (grasa), como por ejemplo papa y manteca.

Aquellos que tienen tendencia a retener líquidos les recomendamos no salar las comidas y beber líquidos en abundancia (preferentemente agua mineral con bajo sodio).

Esta es una buena forma no solo de ayudar al cuerpo a eliminar toxinas, sino también de hidratar y cuidar la piel. Al contrario, los excesos de alcohol y de azúcar favorecen la aparición de la celulitis.

Es importante asegurarse un buen aporte de hierro. Este lo encontramos en la carne, que deberíamos tratar de ingerir todos los días una pequeña cantidad. La carencia de éste mineral, puede frenar la liberación de grasas de reserva.

Estudios recientes comprobaron que el consumo de magnesio, reduce las posibilidades de estrés y ayuda a frenar esos impulsos que conducen irremediablemente al atracón. Lo encontramos en las legumbres secas y también en las carnes.

¿Cómo podemos ordenar los alimentos?
Quienes consumen una mayor variedad de alimentos, pueden ver reducidas sus posibilidades de bajar de peso.

La variedad en la dieta impide que el organismo se canse de determinados gustos y, por ende, tarde más en alcanzar la sensación de saciedad.

Una reducción en la cantidad de posibilidades de alimentos sabrosos y energéticos, puede ser de utilidad a la hora de elegir una dieta. Con esta técnica, se adelanta la sensación de saciedad cuando los alimentos tienen las mismas cualidades sensoriales como sabor, forma y color.

Algunos de los alimentos con alto IG
Cereales: Pan blanco, de centeno, facturas, arroz blanco.
Cereales en copos: Copos de maíz, müslik.
Bizcochos: Bizcochos semi-dulces de trigo integral, pan crocante de centeno, galletitas saladas, barra de chocolate.
Verduras: Papa (instantánea, hervida, al horno)
Frutas: Pasas de uva, banana.
Bebidas: Gaseosas, bebidas deportivas.
Tipos de azúcares refinados: Común, miel, melazas.

Alimentos con mediano IG
Cereales: Spagetti, macarroni, fideos laminados finos.
Cereales en copos: Pepitas de trigo, salvado de avena.
Bizcochos: De avena, dulces caseros, torta esponjosa.
Vegetales: Batata, papaya, papas fritas saladas.
Frutas: Uvas (verdes o negras)

Alimentos de bajo IG
Frutas: Manzanas, cerezas, pomelos, kiwi, durazno, ciruela.
Legumbres: Lentejas, porotos, arvejas.
Productos lácteos
Sopas

Bon Appetite!

officegym

Pone tu bienestar en movimiento info@officegym.com.ar