Recetas

La clave no es comer menos

Las madres nos encargamos de inhibir los procesos de saciedad a nuestros niños (proceso natural de los niños hasta los 3 años) exigiéndoles que coman todo el plato. Así, perdemos la habilidad de escuchar las necesidades de nuestro cuerpo.

Luego es el chef o el cocinero de turno quien nos condiciona la "porción" que debemos comer. Así, tienen la misma porción (calorías) de alimentos una mujer de 50 kilos como un hombre de 95 kilos. Si estamos acostumbramos a comer porciones grandes, seguiremos con el hábito de comer más de lo que realmente el cuerpo necesita. Y mucho más si esto está sabroso.

La Dra. B. Rolls estudió este tema y demostró que las personas en períodos estables, consumen la misma cantidad de comida pero no de calorías. Por lo que organizó una técnica llamada Volumétrica, aquí van algunos consejos:

- Consumí volumen, no calorías. Se demostró que para sentirse satisfechos, hay que ingerir cierto volumen sin importar la cantidad de calorías. La clave no es comer menos, sino comer alimentos que contengan pocas calorías en relación a su peso y tamaño.

Por ejemplo 2 tazas de uvas tienen las mismas calorías que ¼ de pasas de uvas. Sin embargo llenan mucho antes, por lo que uno deja de comer menos calorías por aumentar el volumen.

Los elementos que dan volumen a las comidas son la fibra y el agua de los alimentos y estos son por excelencia las frutas y verduras.

Por ejemplo un plato de fideos con una salsa de 4 quesos tiene aproximadamente 800 calorías y el mismo plato pero con fideos con brócoli tiene 400 calorías. (Esta claro que el primero es más rico que el segundo...esto también hace al sobreconsumo...)

Prohibir es ansiar un alimento: las medidas dietéticas extremas no funcionan, al menos no a largo plazo. No es "negocio" saciarse con alimentos muy calóricos y de poco volumen. Mejor saciarse primero con alimentos ricos en fibra y agua y luego comer lo que te gusta.

Si estas tentado con un chocolate, primero tomá líquidos (agua, gaseosas, licuados o jugos) que con solo 15 gr. de chocolate podrás sacarte el "antojo". O si estás tentado y con hambre de galletitas saladas, comé tomates junto con ellas.

Estas y otras muchas medidas las podemos establecer como hábitos alimentarios que nos conducen a no luchar con la gran variedad de disponibilidad y tentaciones del mundo que nos rodean.

officegym

Pone tu bienestar en movimiento info@officegym.com.ar